Saltear al contenido principal

Se encuentra entre el centro urbano de L’Escala y las primeras playas del litoral de Empúries. Una de sus principales peculiaridades es que se conservan algunas pintorescas y antiguas barracas de pescadores y se mantienen varias embarcaciones amarradas todo el año.

Está rodeada de acantilados y se puede acceder desde la Mar d’en Manassa o por una escalera desde L’Oberta. La cala está formada por piedras planas, pero la mayor parte de los usuarios de esta cala, muy apreciada por los bañistas locales, toma el sol entre las rocas cercanas a las antiguas barracas de pescadores.  No dispone de ningún tipo de servicio, aunque cerca hay restaurantes, bares y otros locales comerciales.

En uno de los extremos de la cala se levanta una zona de rocas conocida como punta de La Creu, donde hay un mirador que ofrece una buena perspectiva del municipio y de la bahía de Roses. Los fondos rocallosos y las praderas de posidonias alojan una rica fauna submarina, por lo que la zona es idónea para la práctica del buceo.

Justo ante la playa se erige La Torre del Pedró, una torre de vigilancia del siglo XVII. Un paseo marítimo recorre todo el litoral de la población. A poca distancia empieza el paseo de Empúries, que llega al núcleo histórico de Sant Martí d’Empúries.

Más información
Tipo de arena; guijarros, rocas
Anchura; 8 metros
Longitud; 20 metros
Acceso; a pie
Entorno; urbano

SERVEIS

  • Snorkel / Buena para fondear
  • No se admiten perros
Volver arriba